juego spectrum
inicio noticias artículos entrevistas enlaces especiales juegos colecciones podcast taller prensa
Las Tres Luces De Glaurung (1986) ERBE

J. Pinteño (Kidsaguf) - miércoles, 26 de abril de 2017

Mil novecientos ochenta y seis vio nacer uno de los juegos más grandes paridos en España y lo digo con la boca bien abierta sabedor de que vosotros (seguro que la mayoría) también lo consideráis así. Las Tres Luces de Glaurung (LTLDG) nunca ha dejado de ser una joya dentro de la programación nacional. Se le mire por donde se le mire deslumbra, y es curioso porque no fue ninguna de las grandes conocidas casas patrias de soft la que lo creó, bueno sí, hablamos de lo que en un futuro sería Topo Soft, pero todavía en un estado embrionario.

<I> Redhan frente a dos arqueros de Kulwoor.</I>
Redhan frente a dos arqueros de Kulwoor.

Obra de Javier Cano, Emilio Martínez y Jose Manuel Muñoz Pérez, LTLDG no comenzó a ser un proyecto hasta la incorporación de éste último a las oficinas de ERBE a principios de año. La empresa de Paco Pastor hasta entonces se había forjado una merecida reputación como distribuidora en todo el territorio nacional (apenas un par de lanzamientos de su propia cosecha) pero con el paso que iban a dar mostrarían a la escena el potencial que albergaba en sus filas gracias al ojo de Pastor, quien citó a Muñoz para una entrevista e inmediatamente captó destellos de genio. Poco después el apodado por Pastor "Rambo" entraba de lleno en un proyecto aún por definir junto a Cano y Martínez. El nuevo fichaje llegó con ideas frescas lo que junto a su talento y el del resto del equipo desencadenaron un proceso de creación en el que se las vieron y se las desearon. Parece mentira que Muñoz llegara a afirmar que en las fases iniciales del proyecto estaban aún aprendiendo cómo programar un juego si nos atenemos a lo que aparecía en pantalla una vez cargado el mismo. La verdad es Cano y Martínez ya tenían una experiencia previa con Mapgame, un programa que acabó siendo su bautismo de fuego en ERBE y con el que lograron resultados ciertamente positivos para ser un juego educativo alejado de plataformas, caballeros y dragones, si bien lo que acabarían haciendo con LTLDG estaría a años luz de Mapgame.

<I> Un ataque con flechas a los caballeros no es buena idea.</I>
Un ataque con flechas a los caballeros no es buena idea.

Tan solo una ojeada a la carátula y a las instrucciones por favor ¡Qué manera de meternos en la historia! ¡Qué delicia! Hoy día una cinemática te mete de lleno en la trama de cualquier juego con tal grado de realismo visual que parece que estemos viendo una película. Entonces la cosa era mucho más directa: una buena ilustración, pluma fina y mucha imaginación. LTLDG nos pone en el pellejo del caballero Redhan y su búsqueda en pos de Las Tres Luces de Glaurung, tres piedras preciosas con las que poder escapar del castillo donde está encerrado y recuperar a su amada Taleria de las manos de Zwolhan, Señor del Círculo de la Esfera Resplandenciente.

Muchas cosas en LTLDG son especiales, empezando por el novedoso sistema de combate. Y es que hay que tener en cuenta algunos factores para poder matar enemigos y no sufrir bajas. Tampoco es que estemos sobrados de vidas. No se trata de ir pegando mandoblazos a lo Barbarian. Redhan es un tío discreto en lo físico pero es rápido y se mueve como nadie. La aventura empieza en una sala en la que ya habremos de tomar una importante decisión, salir por la puerta de la izquierda o la de la derecha. A partir de ambos umbrales muchos serán los peligros a rehuir.

<I> Un lancero sobre nuestra cabeza nos deja en una situación bastante comprometida.</I>
Un lancero sobre nuestra cabeza nos deja en una situación bastante comprometida.

Por suerte nuestro intrépido caballero cuenta con un efectivo arco para dar cuenta de las huestes de Kulwoor, pena que las flechas sean un bien escaso. Su uso ha de ser en momentos realmente necesarios y ello deja a Redhan en muchas ocasiones en un mano a mano frente a soldados enemigos en el que cuenta mucho la altura a la que se encuentra cada rival así como su velocidad en el momento del choque. Otra opción, ésta recién mamada del Super Mario Bros, nos permite saltar directamente sobre los enemigos para eliminarlos; si lo pensamos bien lo lógico en un plataformas de la época era la muerte instantánea tras tocar al enemigo. Un buen uso de este peculiar sistema de combate es indispensable para poder completar el juego y no son pocas las veces que nos encontramos en posiciones poco ventajosas.

Dependiendo de la decisión inicial deambularemos bien por las zonas superiores del castillo (camino de la izquierda), bien por las zonas inferiores y subterráneas (derecha) sin olvidar que existen zonas de paso que conectan ambas rutas. El camino se hace al andar, y en él los pies de Redhan discurrirán por diferentes emplazamientos como el palacio (justo donde comenzamos el juego), pasadizos y escaleras, zonas exteriores, salas de doble nivel, mazmorras y zonas subterráneas. Todo acertadamente decorado y definido para delimitar en qué parte del castillo está el caballero y héroe.

<I> Algunos cofres harán del caballero un simpático marrano.</I>
Algunos cofres harán del caballero un simpático marrano.

El camino no es en absoluto aburrido pues un sinfín de enemigos se interpondrán para que nuestros huesos permanezcan entre las murallas de la fortaleza. Caballeros pertrechados con escudo y espada (e invulnerables a nuestras flechas), arqueros y lanceros (imbatibles si no es por alto) nos darán la bienvenida en buena parte del castillo; arañas gigantes escupidoras de fuego e inquietos murciélagos nos aterrarán en las secciones inferiores. Por suerte para Redhan varios carcajs de flechas están esparcidos por las estancias del castillo amén de vidas extras que serán esenciales para poder completar el juego. De igual manera el castillo está repleto de cofres, elementos introducidos en el juego a modo de sorpresa. Abrir un cofre es arriesgar el pellejo y quizá en determinados momentos de la partida no convenga abrirlos aunque tarde o temprano se hace imprescindible puesto que es la única manera de obtener objetos vitales para la consecución de la huída, como por ejemplos las dos llaves necesarias para acceder a estancias donde alguna luz de Glaurung nos espera refulgente. Pero como antes dije los cofres también guardan peligros ya sea en forma de caballero, lancero o arquero o en forma de hechizo. Si somos víctima de este último Redhan adoptará la forma de un simpático cerdo y no podremos lanzar flechas. Redhan también tiene la opción de alcanzar inmunidad e invisibilidad si logra descubrir el paradero de las pociones que habilitan dichas habilidades así que ojo que no todo está perdido.

<I> Glaurung nos lo pondrá muy difícil en el tramo final del juego.</I>
Glaurung nos lo pondrá muy difícil en el tramo final del juego.

Si somos lo suficientemente hábiles como para recuperar las tres piedras preciosas el próximo paso será dirigir los pasos del caballero hasta la zona superior oriental del castillo donde la salida y buena parte de las estancias anteriores a ésta se encuentran custodiadas por Glaurung, el dragón rojo que da nombre a las tres luces o piedras preciosas con las que hemos de escapar. Este tramo del juego es especialmente complicado al encontrarnos con un enemigo que además de escupirnos fuego, nos perseguirá incansablemente a pesar de los otros peligros que podamos encontrar en cada pantalla.

Esta épica aventura de capa y espada, es sobradamente bonita en lo visual (85/100). Los sprites que dan vida a Redhan y sus enemigos son entrañables y ciertamente caricaturescos, cada uno con su correspondiente color, armas, puntos fuertes y débiles. Las diferentes partes del castillo están decoradas con unos gráficos a la altura, un colorido digno de mención y una magia que te atrapará por siempre. La diversidad de objetos es algo a tener en cuenta; LTLDG tenía un no se qué que te llevaba a intentarlo una vez más, solo para descubrir alguna estancia nueva y ver qué había en ella. Elefantes estreñidos, accesos que conectan zonas con forma de cabeza de caballero y cuyas dentaduras hacen de compuerta, emblemas, esqueletos, ventanales, retratos de reyes eméritos, sillares primigenios, alicatados relucientes,. un mosaico de fantasía, pasado, presente y futuro que hace del castillo de Kulwoor un lugar a recordar, es como los inolvidables mundos que ya visitáramos en Camelot Warriors, juego con el que LTDG creo que guarda algunas cosas en común (y no solo me refiero a la carátula de ambos juegos).

<I> Un tranquilo paseo por oscuros túneles a ojos de extraños.</I>
Un tranquilo paseo por oscuros túneles a ojos de extraños.

Los escenarios son fácilmente reconocibles y quizá poco recargados pero ello no resta vistosidad en absoluto y hace el ritmo de juego más rápido si cabe, con unos controles como ya he dicho un tanto peculiares pero efectivos cuando se dominan. Quizá la originalidad no sea la virtud de este título (70/100), pero para ser un plataformas de temática medieval-fantástica deja ver buenos e interesantes detalles como la transformación en cerdo, el sistema de combate o las transiciones de una zona a otra del mapa a través de una simpática animación. Por último alabar la melodía de apertura del juego, de esas que resuenan en la eternidad en la memoria del que la juega y que casa al cien por cien con la trama de la aventura. Durante la partida oiremos sobre todo los efectos de las pisadas de Redhan, algunas veces aceleradas otras menos según la velocidad a la que avancemos. Saltos y choques con enemigos también tienen su propia reproducción sonora (70/100).

<I> Melbourne House acertó de pleno al adjudicarse la distribución de LTLDG fuera de España.</I>
Melbourne House acertó de pleno al adjudicarse la distribución de LTLDG fuera de España.

Para ser el bautizo de ERBE en la producción de juegos, obviando Mapgame claro, se trata de un programa que superó las expectativas de muchos jugones del momento y Microhobby así lo captó en su review de estreno: "[.] solo nos queda esperar que el próximo programa sea, al menos, igual de bueno que Las Tres Luces de Glaurung". La publicación española nos despachó en aquella ocasión con un reportaje a doble página de esos que nos dejaba un tenue sabor de lo que el juego escondía, pero era certero en su escueta crítica: "Hay que señalar que en LTLDG se ha conseguido dar con un punto de equilibrio en aspectos como la dificultad de conseguir sobrepasar las pantallas, en la habilidad para manejar al personaje, o en la rapidez para esquivar los enemigos". La dificultad de este título es bastante alta (80/100), sobre todo por el reducido número de vidas. Y no es menos cierto que el control del personaje al principio se hace algo raro, pero una vez dominado llegar a visitar buena parte del castillo es muy asequible (80/100), ello no quiere decir que acabar el juego lleve unas horas. Hay que practicar y mucho, pese a ello ese control tan personal y ese sistema de combate es uno de los puntos fuertes del juego y hace la experiencia mucho más gratificante. Una pulsación y el caballero se lanza a los cielos, otra y Redhan embestirá lo que tenga por delante. El resultado de los duelos dependerá, como ya he comentado anteriormente, de la altura o velocidad de los sprites en pantalla por lo que está en nuestra mano calcular distancias y medir los tiempos para salir airosos. Eso sí, no se os ocurra mediros al dragón Glaurung, ahí más que probablemente salgáis perdiendo.

<I> Repugnantes arañas moran las zonas subterráneas del castillo.</I>
Repugnantes arañas moran las zonas subterráneas del castillo.

Después de haber indagado un poco por la prensa británica en lo que a LTLDG se refiere debo decir que me he enfadado. Vuelvo cariacontecido después de leer joyas como "Si Mastertronic o Firebird hubieran publicado este juego podría haber quedado como una baratija nada especial". Graham Taylor de Sinclair User era el autor de tan poco acertado comentario a la par que le cascaba un inmerecidísimo 1/5.

Con un 65/100 Crash tampoco vio gran cosa en LTLDG a pesar de afirmar que "los gráficos son muy Underwurldianos con grandes y coloridos personajes y fondos muy bonitos.". Otro redactor de la publicación inglesa se lucía: "Este juego está lejos de los mejores juegos de Melbourne; espero que no dejen bajar el nivel porque todavía aguardamos el largamente esperado Fist II". Pobre, qué chasco se llevaría. En definitiva, parece ser que los redactores de Crash no prestaron demasiada atención al juego de Cano y compañía.

<I> Curiosamente tanto LTLDG como Camelot Warriors, publicados el mismo año, compartieron idéntica idea para la portada.</I>
Curiosamente tanto LTLDG como Camelot Warriors, publicados el mismo año, compartieron idéntica idea para la portada.

Por suerte Your Sinclair sí hacía justicia y acogía con los brazos abiertos la publicación de Conquestador, que es el nombre con el que LTLDG se publicó en tierras anglosajonas a través de Melbourne House. Y mira por donde que los ingleses también cayeron en que se trataba de una "auténtica joya" de la que destacaron unos sprites generosos, un movimiento rápido y una asombrosa ausencia de colour clash. Otro acierto según Your Sinclair fue la manera en la que el juego fue concebido en su dificultad: "Lo que me pareció más disfrutable del juego es que podía llegar un poco más lejos cada vez que jugaba, no demasiado pero si lo justo como para intentarlo una vez más". La reducida review del juego de Erbe sentenciaba con un rotundo "¡Cómpralo!" a la par que un meritorio 9 cerraba el artículo.

Computer and Videogames tuvo sensaciones similares a Your Sinclair: ".es divertido e increíblemente adictivo". Dicha revista alababa igualmente el rápido ritmo de juego, sus gráficos, controles y animación para al final calificarlo de "Hit" con un 8-7-9-9 en su diversas facetas.

<I> Los inolvidables y peculiares accesos son santo y seña de este juego .</I>
Los inolvidables y peculiares accesos son santo y seña de este juego .

Popular Computer Weekly comenzaba de manera poco afortunada su brevísimo repaso de LTLDG recurriendo a manidos tópicos:" ¿Por qué son famosos los españoles? Sol, arena, playa y sangría, pero no software" (¿Perdón?) [...] "Se trata de un extraño cruce entre Underwurlde y Joust. Un año o un año y medio antes el mundo hubiera aplaudido este programa pero en Octubre del 86 tendrías que ser un firme seguidor de los arcades de Spectrum para apreciarlo". Seguramente el que redactó esto no estaba al tanto de lo que Dinamic o Made In Spain venían ya haciendo en nuestro país. No se puede contentar a todo el mundo, eso está claro.

Como curiosidad decir que M.A. Software se aventuró a producir un remake del clásico que no terminó de cuajar. Un intento fallido en mi opinión si bien no está de mas echar unas carcajadas jugando en modo chiquistaní: en lugar de Redhan controlaremos a una especie de Chiquito de la Calzada del medievo cuya sarta de improperios al toparse con los enemigos podéis imaginaros.

Y poco más puedo decir de esta maravilla llamada Las Tres Luces de Glaurung que no se haya dicho ya. Con él se cierra el círculo que conforman, en mi opinión, la triada de juegos españoles de temática medieval por excelencia del Spectrum junto a Camelot Warriors y Sir Fred.

<I> Microhobby dedicó en su día a través de Ponce su portada al juego de ERBE.</I>
Microhobby dedicó en su día a través de Ponce su portada al juego de ERBE.

Os dejo con un extracto de las instrucciones que me lleva a aquel épico duelo inicial del western Hasta Que Llegó Su Hora de Sergio Leone, donde un Charles Bronson con cara de cartón dejaba un reguero de cadáveres en un duelo descompensado:

La sala se convirtió en un torbellino de hojas mortales, cuando las cuatro sombras cruzaron sus espadas, a más velocidad de lo que la vista podía seguir. Los tres guardianes de la sala cayeron sobre el intruso, que se lanzó también al ataque descargando golpes mortales. Luego, al cabo de solo varios latidos, gritos y rugidos resonaron en las profundidades del castillo y tres figuras se desplomaron, casi al mismo tiempo, en el suelo.

El caballero, Redhan, envainando de nuevo la espada, que era ya legendaria, se acercó a las dos puertas que habían guardado los tres guerreros.

[.]

Luego, reuniendo todo el valor que le había hecho famoso en las batallas libradas en Althassir, su tierra natal, atravesó una de ellas dispuesto a todo.


Sirva este escrito como homenaje a los creadores de Las Tres Luces De Glaurung, especialmente a Javier Cano, tristemente fallecido en octubre de 2013. Hasta la próxima chic@s. Salud y píxeles.

Valoración: 77 %



Me gusta No me gusta

10 comentarios


Hay actualmente 10 comentarios


Trinitotolueno 26/04/2017 a las 23:18:19

Juego mágico. Música para recordar.

Si hubieran afinado un poco más la rutina de choques, un tanto aleatoria, estaría entre los 5 más grandes hechos en españa.

Grandes recuerdos los de este juego.

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
JBGV 27/04/2017 a las 06:40:16

Un juego inolvidable (y un gran artículo !!)

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
Arnau Jess 27/04/2017 a las 09:47:43

Lo primero, felicitar al autor del artículo, porque simplemente, es extraordinario en cuanto a documentación que aporta y explicación del juego. CHAPÓ!
Lo segundo, si se me permite, comentar un poco mis experiencias personales respecto a un título que yo considero de culto, y eso es así, porque para mí, esta gente empezó a hacer un poco "lo que querían" en este juego, ya que les estaba permitido debido a que no tenían nada más publicado. Con esto no quiero decir que no se les penalizará si el juego hubiera sido malo, pero si que tenían cancha para experimentar. Además, añadir que el paso del tiempo y su posterior revalorización ayudan a confirmar más si cabe, la teoría.
Por mi parte, es uno de los tantos juegos, que por desgracia lo tengo pendiente, para jugar más a fondo, y conseguir una edición física, bastante cotizada por cierto.
Como conclusión, decir que aunque no lo considero un juego del top 10 del Soft Patrio, si que tiene algo que lo hace muy entrañable y querido por casi todo el mundo.
Quizás no llegue a joya,,, pero si que llega a,,, nuestros corazones!
Namaste.

A favor A favor En contra En contra
1(1 votos)
Rodrigo 27/04/2017 a las 21:32:20

Gran juego, lo tengo en MSX.

Ahí hablan del dragón, que sería Glaurung... ahora bien, cada tanto también aparecía una especie de brujo que con sus manos arrojaba bolas de fuego si no recuerdo mal... quién sería ese?

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
CJF 27/04/2017 a las 21:57:45

Muy buen artículo... y un gran juego.

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
pirucho 27/04/2017 a las 23:32:12

A ver si me ayudais en esto...

LLevo desde el primer dia que empezaron a salir reportajes sobre LTLDG viendo que se OBVIA en todos ellos que se usó este juego para tutoriales de programación de rutinas de sprites y máscaras en alguna microhobby y no solo salió en el número de la portada no?

O eso o la senectud empieza a hacer mella en mis meninges... juas..

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
Gardelito97 28/04/2017 a las 16:57:14

Menudo ensañamiento de la prensa inglesa! Aunque muchas veces la prensa española sobrevaloró el soft local debo decir que, siendo absolutamente imparcial, en este caso me siento identificado con ustedes. Para mí LTLDG fue un juegazo, tenía todo lo que se podía pedir en aquellos años; gráficos atractivos, música pegadiza, efectos sonoros, dificultad medida y algo que muy pocos lograron: atmósfera. Era un juego que te sumergía de lleno en su mundo.
Es una joya del soft de 8 bits.

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
Paria 29/04/2017 a las 15:55:53

Este es, sin lugar a dudas, uno de los juegos a los que más horas le he echado en mi vida.
Las Tres Luces de Glaurung puede, en efecto, que no destaque de manera especial en ningún aspecto, que no roce la excelencia en nada, pero para mí es puro vicio. Su estilo de juego, ambientación y jugabilidad, le han deparado siempre un lugar de prestigio en mi colección. ¡Qué montón de horas recorriendo y mapeando ese castillo y sus mazmorras!
En efecto, como bien recordaba el compañero Rodrigo, además de los soldados y bichos que pululaban las habitaciones del castillo, teníamos dos grandes enemigos imposibles de batir: el ya mencionado dragón Glaurung, y un brujo, que era Kulwoor, Señor de los Magos, según nos indicaban las instrucciones del juego. Aparecían cada cierto tiempo uno u otro, precedidos de un molesto zumbido, y nuestra única posibilidad de evitar que nos matasen era esquivar sus ataques durante un buen rato, momento en el que desaparecían en una nube de humo. A pesar de lo que indicaban las instrucciones, yo nunca he conseguido matar a ninguno de ellos (decían que teniendo en nuestro poder alguna de las tres joya, y atacándolos con flechas, conseguiríamos matarlos y obtener, de camino, una buena cantidad de puntos; si alguien lo ha logrado alguna vez, por favor, que avise).
Otro estupendo detalle del juego era que una vez eliminados los enemigos de una estancia, estos no volvían a aparecer, por lo que si teníamos que volver a pasar por esos sitios, el camino era mucho más seguro.
En definitiva, un estupendo juego, que, en mi opinión, merecería una nota un poco más elevada de la que le otorga el amigo Kidsaguf. ¡Saludos!

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
Kidsaguf 30/04/2017 a las 08:53:14

Buena observación Pirucho, desconocía ese dato. Paria coincido contigo en que el dragón es indestructible, yo al menos no he podido acabar nunca ni con él ni con el mago. Respecto a la nota otorgada al juego, bueno, no le echéis mucha cuenta, es solo una estimación aproximada totalmente subjetiva que incluso estoy pensando eliminar en futuras reviews. Gracias a todos por vuestros comentarios y apreciaciones, siempre necesarias.

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)
Carlos S 08/05/2017 a las 17:14:54

Fue una delicia mapear este juegazo, para mi, uno de mis favoritos de la época Spectrum. La decisión de compra fue la portada de Microhobby, por cierto, con aquel burladero enorme :D Los ingleses eran a veces my pamplinas con el software nacional.

A favor A favor En contra En contra
0(0 votos)


Escribe tu comentario:


Si ya tienes usuario loguéate desde aquí


Nick:

E-mail (opcional):


Si el comentario es largo te recomendamos que lo escribas primero en otro sitio no vaya a ser que seas medio robot y falles con el captcha.
Tu Comentario:


Tenemos que comprobar que eres humano:

· El número de verificación es obligatorio y tiene como objetivo evitar spam.
· El Mundo del Spectrum se reserva el derecho a eliminar el comentario.




Posicionamiento Zaragoza
Posicionamiento SEO Zaragoza
Hostal zaragoza
Hostal barato Zaragoza
Flores Zaragoza
Compra flores baratas Zaragoza
te interesa




Introduce aquí lo que quieres buscar:
Colecciones de Spectrum   Colecciones de Spectrum

Échale un vistazo a las colecciones de Spectrum de nuestros lectores. ¿Todavía no has publicado la tuya? Créate un usuario y enseña tu colección.

Ver colecciones



Podcast Retro Spectrum

Colección aleatoria

La colección de Ivanzx

La colección de Ivanzx



El Mundo del Spectrum
 
 
Últimos comentarios
yonexus7

A mi me encantaba ¿os acordáis del bug que tenía? que si Gurkha el ba...

yonexus7

En efecto había una versión que tenía códigos (para luchar contra la ...

yonexus7

Super molón este pack, supongo que no recordarás cuanto costaba Yo...

yonexus7

Por cierto el ghouls 'n ghosts era estupendo, la de partidas que...

yonexus7

A mi me pirraba la máquina donde me gasté una fortuna (gasté más de n...

 



Iniciar sesión
acceder
Recordar contraseña




¿Eres nuevo en
El Mundo del Spectrum?
Regístrate




  Hacen El Mundo del Spectrum posible
 
El Mundo del Spectrum es una web dedicada al Sinclair ZX Spectrum. Nació como homenaje a Microhobby en 1996 en formato revista mensual evolucionando hasta esta tercera época que incluye su programa de Podcast llamado El Mundo del Spectrum Podcast.

Si quieres saber quién la hace posible haz clic en cada uno de sus miembros a la derecha de este texto.
Jesús Martínez del Vas Javier Ortiz Juan Fº Torres Alejandro Ibáñez  

© 1996 - 2017 El Mundo del Spectrum es un producto de Consultis

3ª época - www.elmundodelspectrum.com - Contacta

Los contenidos son opinión de su autor, EMS no tiene porqué compartir esa opinión.
Colaboran:
Curro, Kidsaguf, Deckard, Manu Sevilla, Antonio Ortiz
Han colaborado:
Falsworth, Hoz3, Slobulus