juegos

Rod-land (1991) Storm

Rod-land Spectrum

Ya en la última etapa de la vida comercial del Spectrum, cuando los juegos de PC ocupaban todas las estanterías de la sección de videojuegos, una caja grande y colorida llamaba la atención del resto. La conversión del arcade Rod-land esperaba ser descubierta. La que fue mi última compra para Spectrum atesoraba las cualidades de los juegos de la última hornada: calidad, aprovechamiento del hardware, sonido del bueno y fluidez de movimiento.

La opción para 2 jugadores le añadía puntos de diversión, los mismos que perdía por su ausencia de color. Las pantallas de presentación sí estaban repletas de color en una estética manga que recordaba su origen arcade japonés. Las pantallas que aparecían durante el juego eran en blanco y negro. ¿Por qué? Resultó imperdonable que el trabajo gráfico no fuera más allá. La simpatía de los personajes, las pantallas que iban narrando la historia, así como el descomunal tamaño de los jefes finales merecía un trabajo de 10.

Pantalla de juego del Rod-land Spectrum

La historia era simple. No podía ser de otra manera en un arcade como éste. Tam y Rit tenían que luchar contra la adversidad. Los habitantes de la ciudad se tornaban malvados, secuestraban a su mamá y la llevaban a una torre. Con las Varas de Sheesanomo y los zapatos Arco Iris tenían que ir en su búsqueda.

Destruir enemigos con las Varas una vez recogidas las plantas permitía recoger letras, que al completar la palabra EXTRA, hacían aparecer un hada con una vida extra. Una delicia visual y sonora que premiaba el esfuerzo. Los zapatos permitían crear escaleras que de una en una nos facilitaban el camino.

Un total de 40 niveles con variedad de enemigos y situaciones alargaban la jugabilidad dejando satisfechos a los más exigentes.

No sería justo si olvidara mencionar las deliciosas melodías 128K y la buena respuesta a los controles incluso con dos jugadores.

Una joya de esas que han envejecido bien y que de la misma forma que en 1991 esperaban ser disfrutadas en las estanterías, hoy esperan ser disfrutadas por aquellos que se consideran amantes de lo retro.

Valoración: 90%

Rod-land Spectrum
Más información:WOS
Firma: Alejandro Ibáñez

Alejandro

Alejandro Ibáñez (1978) es Empresario de nuevas tecnologías, amante de las antiguas y creador de El Mundo del Spectrum. Tuvo un Sinclair ZX Spectrum desde muy pequeño, lo que le marcaría para siempre en lo personal y sobre todo en lo profesional. Admirador de sus compañeros es también el presentador y editor del Podcast. Vive en Zaragoza y se esfuerza cada día en innovar sin dejar de analizar las lecciones del pasado en aquellos orígenes tan creativos, arriesgados e improvisados.

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. Juegazo, recuerdo que la portada me enamoró, y la jugabilidad era a prueba de bombas, la opcion de ascender/descender daba mucho juego. Y los personajes eran muy divertidos. Al final me puse a ello y conesguí acabarmelo.

  2. Comparto el análisis al 100%, le faltaba color a las pantallas (lo tenían a huevo, era todo por bloques). Aún así un juegazo de los grandes, ya que respetaba la recreativa original y era igual de divertido y adictivo.

Deja una respuesta

Botón volver arriba